El Marketing de afinidad es la venta de productos o servicios a clientes basada en sus hábitos de compra conocidos. La oferta de estos productos o servicios puede comunicarse por medio de promociones por correo electrónico, móviles, publicidad online y offline.

El Marketing de afinidad es un enfoque evolutivo de las prácticas empresariales que tienen como propósito la fidelización de clientes. El objetivo final es que el cliente se sienta parte de la marca.