En marketing online se denomina landing page o página de aterrizaje a una página web a la que una persona llega, después de haber pulsado en el enlace de algún banner o anuncio de texto situado en otra página web o portal de Internet. Esta página nos ayuda a convertir a los usuarios en clientes finales, intentando mediante diferente métodos de captación hacia el usuario para que realice una acción.

Una landing page tendrá siempre como objetivo conseguir una conversión del usuario que llega a ella. La conversión puede conllevar dejar datos de contacto, descargar algún archivo o app, comprar determinado producto o servicio, o conocer nuestra web. En cualquier caso, una landing page debe tener como objetivo, además de la conversión, la medición o análisis de la misma. De este modo, se crean modelos de ensayo-error o test A/B para valorar cuál es el mejor modelo o diseño para nuestro cliente o target.