El CPS (Cost Per Sale: Coste por venta) es un modelo en el que el anunciante paga un porcentaje o una cantidad fija cada vez que el editor o la empresa de marketing online realiza una venta de su producto o servicio. El objetivo es lograr ventas a corto plazo, que garanticen un retorno de inversión rentable para los anunciantes. El marketing de afiliación, se basa en gran parte en este modelo en el que el anunciante paga por ventas realizadas.

También se puede considerar el CPS estimado o CPS resultante como la métrica que indica la media de inversión publicitaria para conseguir una venta, que en la analítica de conversiones nos permitirá evaluar el rendimiento de los diferentes canales, campañas o acciones. Por ejemplo, si invierto 1.000€ en una campaña de Adwords y consigo 10 ventas, el CPS resultante será de 100€.