Método para hacer seguimiento de campañas en diferentes servidores de publicidad. El tracking es una herramienta muy poderosa, pues nos permite tener el control en todo momento de dónde proceden las ventas, qué campañas funcionan y cuáles no.

Consiste en la inserción del la imagen de un anuncio a través de tags (o archivos que la contienen) antes de que sea lanzada al navegador del usuario, y es medido por el software del servidor de publicidad. Las comercializadoras de publicidad sin servidor propio suelen insertar un píxel de 1×1 para recoger de forma más fiable los datos de la campaña.