//HACER TRACK AQUI

Cuando nos disponemos a implementar una estrategia de marketing online con el objetivo de atraer más tráfico a la web, mejorar la experiencia de los usuarios, aumentar el nivel de cualificación de los mismos o mejorar la imagen de la marca, lo primero que deberemos hacer es trazar una estrategia.

Al crear una estrategia deberemos plantear unos objetivos realistas y alcanzables en un periodo de tiempo establecido, pero a menudo plantear estos objetivos y llegar hasta ellos es todo un reto que podemos no llegar a alcanzar. No obstante, tener en cuenta las siguientes claves nos permitirá llegar a nuestra meta de una manera más sencilla.

1. Proyecta la estrategia por fases

Los objetivos de la estrategia a implantar siempre tendrán que están regidos por las propias metas del negocio. Además, toda estrategia deberá ser rentable en el menor tiempo posible, es decir, como máximo un año, pero también ofrecer la solidez y garantía de un proyecto a medio y largo plazo que nos permita consolidarnos en el mercado y hacer nuestro negocio más competitivo.

Para ayudarnos a conseguir esta proyección por fases podemos dibujar un diagrama con la estructura a futuro del negocio, con este mapa nos será más fácil definir cada acción y los tiempos de actuación.

2. Estudia e identifica la temporalidad del negocio

Si conocemos cuales son las épocas más prósperas de nuestra empresa y aquellas en las que se vende menos sabremos cómo invertir en las distintas campañas de marketing y publicidad de una forma más exitosa y funcional. A través de estas campañas deberemos conseguir que incluso en los tiempos de ventas menores podamos conseguir un posicionamiento constante de la marca en el mercado.

3. Priorizar contenidos y metas

Desarrollar un diagrama puede ser de ayuda para priorizar el desarrollo de temas y contenidos que vayamos a elaborar en relación a nuestra empresa en la estrategia de marketing. Si definimos los temas a tratar y los subtemas, así como la cantidad de publicaciones y su calendarización, nos ayudará a generar matrices más orientadas a la obtención de los resultados que queremos conseguir. Con este trabajo nos será más fácil medir los resultados y saber si realmente los esfuerzos están teniendo el éxito esperado en nuestra audiencia.

4. Storytelling de contenidos

Para que un negocio prospere, una de las cuestiones más fundamentales es que los clientes o posibles clientes conozcan qué ofrecemos y de qué manera lo hacemos. Para ello, toda empresa debe contar con las herramientas suficientes para explicar sus servicios y que esta información llegue de forma eficaz y sencilla al target.

A través de la táctica del storytelling muchas empresas consiguen estos objetivos gracias a historias que les identifican y aportan valor a la marca. De esta forma siempre tendremos presente el objetivo último de cada acción y las metas estratégicas que la empresa plantea con cada acción informativa.

5. Establece un embudo de conversión

La estrategia de contenidos y las campañas de marketing que hayamos implantado nos mostrarán una serie de resultados en forma de leads. Estos datos que hemos obtenido sobre los clientes a través de las distintas acciones que hemos ido ejecutando, deberemos orientarlos hacia la conversión a venta.

Una vez dispongamos de la información de esos clientes interesados en nuestros productos, que han hecho un clic en una información o se han inscrito a nuestra web, o boletín de noticias, deberemos pasar a la acción y enviarle un nuevo mensaje para llevarlo hacia la compra o sugerirle productos que también podrían interesarle por estar relacionadas de alguna forma con el anterior por el que mostró interés.