A menudo hablamos del SEO u optimización para los buscadores, pero en una buena estrategia de marketing digital no podemos olvidarnos tampoco del SEM. SEO y SEM comparten los mismos objetivos finales, no obstante, se diferencian en algunos aspectos, veamos en cuales.

El SEO,  término que proviene de las siglas de ‘Search Engine Optimization’, es lo que conocemos como posicionamiento natural, consistente en una serie de tareas que optimizan los sitios webs para captar la atención de los buscadores y ganar puestos en los distintos resultados de búsqueda que pueden interesar a nuestra marca. Todo ello con la peculiaridad de no tener que pagar nada por esta mejora del posicionamiento en la web.

Por su parte, el SEM, referido a las siglas en inglés de ‘Search Engine Marketing’, o marketing de buscadores, es una de las herramientas mas utilizadas en el mundo de las estrategias de marketing online por los buenos resultados que facilita a las webs y por la facilidad para medir sus resultados. Ésta, al contrario que el SEO, sí que requiere una inversión económica para llevarse a cabo.

No podemos obviar que tanto el SEO, como el SEM no son independientes entre sí, por lo que deben combinarse para que la campaña de posicionamiento basada en el SEM se complemente a su vez con una correcta estrategia SEO que consiga que los anuncios sean innecesarios.

SEM: Campañas de anuncios de publicidad

El SEM hace referencia a las campañas pagadas para crear anuncios de publicidad a través de herramientas de buscadores como las de Google Adwords, la cual funciona en torno a palabras claves que nos interesan, de tal forma que cuando un usuario de Internet realice búsquedas en su buscador, ésta incluya dichas palabras. Al realizar estas búsquedas relacionadas con las palabras claves que estamos pagando para posicionar, el usuario verá estos anuncios situados en la parte más superior de los resultados de búsqueda ‘naturales’, o en la columna que puede apreciarse en el margen izquierdo de la pantalla.

Este tipo de herramientas son ofrecidas por los propios buscadores para facilitar la publicación a través de sus propios medios, y así publicitarnos en medios de búsqueda o redes de contenidos.

Gracias a la potente estrategia SEM, las marcas pueden dar a conocer sus productos o servicios de una forma muy rápida y eficaz en cualquier parte del mundo. El SEM, por tanto, hace posible generar más tráfico a la página web de nuestra empresa utilizado el tráfico pagado. Además, si se crea una optimización oportuna de nuestros recursos, podremos conseguir un más eficiente retorno de inversión o ROY, y así optimizar mejor nuestras campañas pagadas.

¿Cómo hacer un posicionamiento SEM?

El posicionamiento SEM se crea tras elaborar una estrategia SEM acorde a las necesidades de nuestra empresa, buscando las palabras que generen más búsquedas relacionadas con nuestra actividad empresarial y que más suelen buscar los usuarios, para ganar así nuevos posibles clientes.

Los clientes SEM pueden indicar un presupuesto diario, semanal, mensual o anual que estén dispuestos a pagar para invertir en esta campaña. No todas las palabras clave tienen el mismo precio, por lo que deben elegirse de forma correcta para maximizar el número de clics.

En CMA Comunicación te ayudamos a transformar tu inversión en ingresos mediante el diseño adecuado de campañas, gestión de palabras clave y ‘landing pages’ de modo que se maximicen las conversiones y sus ingresos con un margen de contribución positivo.