//HACER TRACK AQUI

¿Cómo sueles realizar tus búsquedas en Internet? Seguramente, como la gran mayoría de mortales, utilizarás Google e introducirás en él las palabras clave de tu búsqueda. Es precisamente esta realidad la que otorga un valor especial a las palabras clave de los contenidos que creamos en la página web de nuestra empresa, en cuanto al posicionamiento de la misma se refiere.

Las palabras clave o keywords pueden entenderse como las preguntas que los usuarios de Internet formulan a Google para encontrar las respuestas más aproximadas a sus búsquedas. Por tanto, la forma que tiene este buscador de mostrar las páginas más relevantes en los resultados dependerá en gran medida de si estas incorporan las palabras clave precisas.

Para conseguir los mejores resultados es preciso realizar un análisis experto que determine qué tipo de palabras clave nos interesa introducir en el contenido y cuales debemos descartar por estar obsoletas, por atraer un público distinto al que nos interesa, o las que tienen tanta competencia que aún no tenemos capacidad de abarcar. En cambio, si no hacemos una buena investigación de las palabras claves adecuadas, malgastaremos tiempo y recursos.

La elección de las palabras clave determinará en gran medida la estrategia de contenidos de la página web de la empresa, desde elegir un dominio concreto, a la elección de contenidos y estrategia de enlaces. En este sentido siempre es mejor centrarse en un tema más concreto que pueda posicionarse de los primeros a querer abarcar muchos temas posicionados en puestos no tan buenos. Hay que evitar caer en la tentación de querer contarlo todo.

El primer paso es saber qué keywords definen mejor la actividad de la empresa, sus valores, sus objetivos y los contenidos de la web. Para ello puedes anotar todas las palabras que se te ocurran al pensar en tu negocio, preguntar a tus amigos o familiares con qué palabras buscarían tu web, productos o servicios. Además, si vendes una marca concreta o producto, no dudes en añadirlo también a la lista. Generalmente todas las webs se basan en un tema que posteriormente van ramificando en otros del mismo campo.

Otro paso es el de analizar las palabras clave de la competencia, de esta forma puedes añadir palabras a tu lista a la vez que conoces tu nicho de mercado y las keywords posicionadas en los puestos más altos. Para hacer esta investigación existen algunas herramientas y aplicaciones que facilitan el proceso.

Centrarse en las palabras adecuadas

Una vez tengamos una extensa lista de keywords, procederemos a separar las que pueden sernos realmente útiles de las que nos alejan de nuestros objetivos. En ocasiones es preferible elegir frases que sugieran una acción con la compra de nuestros productos o servicios que palabras sueltas más genéricas.

Para separar el grano de la paja podemos intentar pensar como los visitantes de nuestra web, por ejemplo, pensando lo que te esperarías encontrar en la web tras introducir una palabra clave en concreto y si este visitante es el que nos interesa que visite nuestra web y proceda a comprar o a suscribirse a la web.

Es importante que los usuarios encuentren en la web los contenidos que corresponden a las palabras clave que busca, ya que sino se marcharán enseguida y Google determinará que tu página web no corresponde con las palabras claves con las que buscas posicionarte.