//HACER TRACK AQUI

Una de las preocupaciones más comunes entre los propietarios de una web corporativa, es el posicionamiento correcto en los buscadores, ya que en ello va estar gran parte del éxito de audiencia de la misma. Llegar a al público objetivo no basta con tener una web, sino también de cumplir unas normas básicas para optimizar el rastreo de los robots por los contenidos de las páginas publicadas.

  1. Código fuente amigable: A la hora de diseñar o elegir una plantilla para la página web que se quiere publicar, hay que prestar especial atención a que el código fuente cumpla los requisitos de accesibilidad, semántica y diseño de W3C. Respetar los estándares de la web, contemplar el abanico de navegadores y dispositivos fijos y móviles, facilitará una mejor indexación de los contenidos que en ella se publiquen.
  2. Contenido: El error principal de la mayoría de las webs es que adolecen de contenido. En Internet, no basta con tener una página con los datos básicos de nuestra empresa y un par de fotos. Es necesario tener una sección blog en la que continuamente se escriba sobre nuestro negocio y productos. El contenido es el rey del SEO y las webs que publican artículos con periodicidad acaparan las primeras posiciones de los buscadores.
  3. Mapa del sitio web: Se trata de un listado de las páginas de nuestra web, organizadas de forma jerárquica para ofrecer a los buscadores una especie de índice de los contenidos. De esta manera facilitamos el recorrido del robot del buscador por la web, indexando sólo lo que se desea, ya que se puede deshabilitar aquellas páginas que no interesan ser indexadas, como por ejemplo, la información legal.
  4. Metadatas: Son etiquetas descriptivas que se incorporan en la cabecera de web para ofrecer información rápida del contenido de la web, que posteriormente utilizan los buscadores para ofrecer la descripción de nuestra web en el listado de resultados. Es por tanto muy importante dedicarle un rato a personalizar las etiquetas ‘description’, ‘keywords’, ‘title’, ‘author’ para cada página ya que el posicionamiento de los contenidos en los resultados de búsqueda depende en gran medida de estas variables. Por cierto, las imágenes también tienen etiquetas que deben ser rellenadas con descripciones, ya que los buscadores también muestran resultados por imágenes.
  5. Configurar correctamente el archivo .htaccess: Uno de los problemas más usuales del posicionamiento SEO parte de una incorrecta configuración de este archivo, para muchos, desconocido. Dicho archivo, que se haya en la carpeta raíz de nuestra página permite por ejemplo la reescritura de la url de la página para que sean descriptivas y así evitar las direcciones con números y caracteres ininteligibles. También permite redireccionar páginas eliminadas o cambios de dominios sin que se pierda su posicionamiento previo en nuestra web.
  6. Servidor veloz: El tiempo de carga de una página es otra de las variables que los buscadores penalizan a la hora de posicionar una web en su listado de resultados. Es por tanto importante elegir un proveedor de servicios que nos garantice una entrega rápida de nuestra web. Páginas con un retraso superior a más de 1 segundo sufren una penalización en el posicionamiento.
  7. Reputación del dominio: Cuando se elige el dominio, pocos son los que toman la precaución de analizar si ese dominio tuvo un uso anterior. Existen empresas encargadas en la compra masiva de dominios con el único objetivo de crear granjas de enlaces y publicidad a costa de la reputación de una marca. Dichos dominios son inmediatamente incluidos en una lista negra de la que resulta muy difícil salir. Por tanto, si su dominio quedó liberado recientemente, tenga la precaución de analizar si se haya penalizado.
  8. Pagerank: Es una variable que Google utiliza para medir la reputación de una web en función de su contenido y de los enlaces que recibe de otras webs. En resumen, a más enlaces a nuestra web por nuestro contenido, mayor reputación se consigue, y por tanto, mejor posicionamiento. Trabajar el pagerank es una tarea a largo plazo que consiste en combinar estrategias de generación de contenido de calidad, dinamización y difusión social, y generar debate en otras webs de nuestro sector a través de los comentarios y redes sociales que ceben a nuestros contenidos y, sobre todo, enlazar y enlazar sin miedo a otras webs para generar ‘trackback’ que sirvan de referencia para los que leen en esas páginas. El objetivo final es tratar de dar a conocer nuestro trabajo para conseguir enlaces externos que incrementen la reputación.
  9. Webmaster Tools: Tanto Google como Bing poseen herramientas para mejorar las deficiencias de posicionamiento de nuestra web. Su uso es muy recomendado ya que cumplir los requisitos que exigen es garantía de que nuestra web será correctamente rastreada por sus robots.
  10. Analíticas: Por último, todo este trabajo debe ser parametrizado por una aplicación que permita medir el tráfico de nuestra web y el origen de los accesos. Google ofrece su herramienta Analytics de forma gratuita para poder realizar el seguimiento que nos permitirá tomar decisiones en cuanto al contenido o modificación de otras variables de código.